negligencia médicaContinuamente aparecen sentencias con indemnizaciones de miles de euros por actuaciones incorrectas de profesionales o centros sanitarios; es decir, por negligencia médica.

Periódicamente, se conocen los casos de personas que, por causa de una negligencia médica, han sufrido daños personales y que los tribunales les han indemnizado con miles de euros.

Por poner sólo unos ejemplos: la Audiencia Provincial de Madrid  ha condenado a una aseguradora a pagar 260.000 euros a un cliente por tardar doce años en diagnosticarle la enfermedad de Parkinson; el Servicio Canario de Salud tendrá que pagar 1.300.000 a los padres de un niño, que nació con el síndrome Lesch-Nyhan, por error en el diagnóstico de una biopsia corial realizada al nonato; o el caso de una mujer que ha recibido 156.000 euros de la Junta de Castilla y León y de una aseguradora por tardar demasiado en realizarle una pruebas médicas, que finalmente desembocaron en una intervención por un tumor.

Por ello, si usted ha sido víctima de alguna negligencia no dude en consultar si puede tener derecho a una indemnización. En primer lugar, habrá que demostrar que los servicios médicos actuaron con negligencia, imprudencia o inobservancia de las normas legales.

Y, en segundo lugar, habrá que probar que esta actuación ha provocado daños en la víctima ya sean morales o físicos.

También se puede reclamar ser compensado por la falta de información sobre los riesgos del tratamiento o intervención.

Recopilar toda la información médica

Por todo ello, es importante recopilar toda la información médica del paciente y del caso en concreto y solicitarla, si es necesario, a las aseguradoras, centros o servicios sanitarios correspondientes. También será importante contactar con posibles testigos que puedan aportar algo al caso.

Sepa que las indemnizaciones por estas cuestiones pueden ser importantes, en función de los perjuicios padecidos por la víctima.  Si ha sufrido alguna situación de este tipo, no dude en contactar con Iurisconsum, donde tenemos experiencia en defender a personas afectadas por estos casos.

Es fundamental demostrar que los  sanitarios no realizaron su trabajo de forma correcta y que ello ha provocado perjuicios en el afectado