Un taller de Navarra paga 3.356 euros al averiar el aire acondicionado del coche

La reparación defectuosa se debió al uso de un tapafugas inadecuado

Un taller de Navarra tendrá que pagar 3.356 euros por averiar el aire acondicionado cuando tenía que recargarlo. El cliente, representado por Iurisconsum, pagó 170 euros por la recarga, que se realizó con un tapafugas.

Tres días más tarde acudió porque el coche hacía un fuerte ruido. En el taller no le dieron importancia.

A las tres semanas el aire acondicionado había dejado de funcionar

Tres semanas más tarde volvió porque el aire acondicionado había dejado de funcionar. El cliente les enseñó un manguito cercando al radiador del aire acondicionado que estaba “claramente hinchado”. En ese momento, el taller devolvió los 170 que habían pagado por la supuesta reparación.

Otro taller calificó la avería como “bastante importante”

Acudió a otro taller, que efectuó un diagnóstico. La avería era “bastante importante” y el presupuesto de reparación ascendía a 3.257 euros. El coste de la diagnosis fue de 98 euros.

El consumidor reclamó al primer taller el pago de 3.356 por la reparación y el diagnóstico.

El informe pericial aseguró que el tapafugas “no era el adecuado”

El informe pericial presentado por el consumidor señaló que el sistema de aire acondicionado presentaba una avería por obstrucción. Ésta se había producido por el empleo de un tapafugas “que no era el adecuado”. Señala que la causa fue haber usado un tapafugas para refrigerantes minerales en un circuito que utiliza sintético. Subraya el informe que las operaciones realizadas “no fueron las adecuadas”.

El taller llevó como testigo a un proveedor de un tapafugas, que ofrece “la mayor seguridad”. Sin embargo, nadie probó que fuese este tapafugas el utilizado. De haber sido así, habría valido con el testimonio del mecánico, que el taller no ofreció.

Quedó probada la conexión entre la aplicación del tapafugas y la avería del sistema

La sentencia también entendió demostrado que la avería no era preexistente a la aplicación del producto. Sí quedo probado la conexión causal entre la aplicación del tapafugas y los daños que sufrió el sistema de aire.

Por todo ello, la jueza estimó íntegramente la demanda y condenó al taller a pagar 3.356 euros al cliente.

Si tiene problemas con su vehículo, acuda a Iurisconsum

Iurisconsum es un despacho experto en derecho de consumo y  en compras y reparaciones de vehículos a motor. También asesoramos y defendemos a afectados por conflictos en alquileres, tanto propietarios como inquilinos.

Si ha tenido algún problema con su alquiler, no dude en contactar con nosotros. Tenemos oficinas en MadridBarcelonaSevilla,ValladolidPalma de Mallorca y Pamplona.