Pamplona: 10.000 euros por suelo y gastos

Durante su vigencia, el límite al interés se aplicó en 72 de 108 cuotas que se pagaron

Una pareja recibirá del banco 10.000 euros al anularse las cláusulas de suelo y de gastos de su hipoteca. Así lo ha determinado el Juzgado de Primera Instancia 7 bis de Pamplona (Navarra).

Los clientes, defendidos por Iurisconsum, suscribieron un préstamo hipotecario con Caja Rural de Navarra en 2006.

El interés variable era del Euribor más 0,55% pero se incluía un suelo de 2,75%.

Oferta vinculante sin firmar, de la fecha del contrato y no explicativa

Los consumidores reclamaron la nulidad de la cláusula suelo por falta de transparencia. El banco, que no aportó testigo alguno en el juicio, alegó la oferta vinculante. El juez subrayó que no estaba firmada por lo que no se probó que se hubiese entregado a los clientes. Además, constaba con igual fecha que la escritura. Por tanto, no hubiesen tenido tiempo para “estudiarlo con tranquilidad o para asesorarse”.  La expresión de la oferta vinculante era “Mínimo 2,75% Máximo 18%”, lo que no indica ninguna explicación.

Recuerda el juez que la intervención del notario no suple la falta de información. En este caso concreto, además, advertía erróneamente que no había límites del interés a la baja.

Resta importancia la sentencia a que el banco haya dejado de aplicar el suelo en un momento dado.

En 72 de 108 cuotas se aplicó el suelo hipotecario

Destaca que la mención de un suelo del 18% crea la “falsa apariencia” de que pudiera haber una contraprestación.

En contra de ello, recuerda que el valor más alto que había alcanzado el Euribor hasta la firma era de 5,248%. De hecho, el suelo se aplicó finalmente en 72 de las 108 cuotas pagadas antes de su supresión.

Por todo ello, considera que el suelo no supera los filtros de transparencia ni incorporación y debe declararse nulo.  Acude al TJUE para determinar la devolución de todas las cantidades desde la firma del préstamo.

Cláusula de gastos genérica e impuesta

En cuanto a la cláusula de gastos, la sentencia la califica de condición predispuesta e impuesta.

Su redacción, de genérica y omnicomprensiva. Señala que no hubo ninguna negociación sobre ella.

Claro desequilibrio contra el cliente, “la parte más débil”

Entiende el juez que ha de considerarse abusiva por varias razones. En primer lugar, por su carácter general e indiscriminado; carga todos los gastos a los clientes y ninguno a la entidad. En segundo lugar, no toma en consideración a quién beneficia cada gasto.

En definitiva, porque produce un “claro desequilibrio en contra de la parte más débil”, el consumidor.

Devolución de 611 euros por gastos de notaría, registro y gestoría

Tras declarar la nulidad de esta cláusula, determina qué gastos correspondían al banco y debe devolver al cliente. Entiende, al verse las dos partes beneficiadas por la notaría, este gasto debe ir al 50%. El banco debe devolver a los clientes 282 euros.

Por el contrario, la hipoteca se registra a favor del banco. Por ello, el gasto debe ser íntegramente suyo. Debe devolver a los clientes 97 euros.

La gestoría fue impuesta por el banco. Por ello, el banco debe devolver los 232 euros que pagaron los prestatarios.

Así pues, los gastos que debe devolver el banco son 611 euros. Al sumarlos a los 9.396 euros por el suelo, la restitución total asciende a 10.007 euros.

Asimismo, la sentencia cargó sobre la entidad las costas del procedimiento.

Si tiene dudas con el suelo o los gastos hipotecarios, acuda a Iurisconsum

Iurisconsum es un despacho experto en derecho de consumo y  en derecho bancario. Si ha tenido algún problema con su banco, no dude en contactar con nosotros. Tenemos oficinas en MadridBarcelonaSevilla, ValladolidPalma de Mallorca y Pamplona.