Nueva sentencia en Pamplona: 7.606 euros por suelo y gastos hipotecarios

Señala la sentencia que “presumiblemente nadie aceptaría abonar todos los gastos” de un préstamo

Una pareja defendida por Iurisconsum ha recuperado 7.606 euros por las cláusulas de suelo y gastos incluidas en su hipoteca.

El juzgado de Pamplona especializado en estas cuestiones ha declarado ambas condiciones nulas por abusivas.

Interés del Euribor + 1%, pero suelo del 2,25%

Todo parte de un préstamo hipotecario firmado en octubre de 2009. El interés variable era del Euribor más 1%. Sin embargo, también se incluía un límite al interés, que impedía que bajase del 2,25%.

La entidad alegó que había dejado de aplicar el suelo en junio de 2.016. La jueza acude al Tribunal Supremo para recordar que la nulidad es “estructural, radical y automática” y “no caduca ni prescribe”.

Se limita el beneficio del consumidor

Tras ello, analiza la transparencia en aplicación de la Ley de Consumidores y Usuarios. Considera que no se cumplió con este requisito. Bajo la apariencia de un interés variable, se limita el posible beneficio del consumidor, señala la sentencia. La entidad se reserva así una posición beneficiosa.

Destaca el dictamen que no se aportaron pruebas sobre la información precontractual ni sobre la entrega efectiva de oferta vinculante. Hubo, en definitiva, un “déficit de información”. Por todo ello, declara nula la cláusula suelo. En consecuencia, obliga a la entidad a devolver a los clientes 6.744 euros.

Cláusula de gastos prerredactada, impuesta y general

En cuanto a la cláusula de gastos, entiende la jueza que es una condición general de contratación; está prerredactada, es impuesta y es general.

Subraya la sentencia que no se negoció ya que, aunque la entidad así lo aseguraba, no pudo demostrarlo. La cláusula atribuye al consumidor cualquier gasto. No se observa una negociación previa, cuando presumiblemente “nadie aceptaría abonar todos los gastos”.

Es el banco el principal interesado en las acciones notariales y registrales

Es una cláusula impuesta, que provoca “un evidente desequilibrio”. Por todo ello, la declara nula de pleno derecho. En virtud del Código Civil, el banco debe liberar a los clientes de los pagos que han abonado sin justificación. Es el banco el interesado y principal beneficiario de los actos notariales y registrales. Además, no se dio a los clientes posibilidad de rechazar o elegir otra gestoría. Así pues, la entidad debe devolver 862 euros. Al sumar esta cantidad a lo correspondiente al suelo, el banco debe reintegrar a la pareja 7.606 euros.

Si quiere reclamar nulidades de hipoteca, acuda a Iurisconsum

Si tiene alguna duda sobre suelo hipotecario o gastos de constitución de hipoteca acuda a Iurisconsum. Somos un despacho especializado en derecho bancario: aquí le asesoraremos y defenderemos sus derechos.

Puede contactar con nosotros en MadridBarcelonaSevilla,ValladolidPalma de Mallorca y Pamplona.