3.154 euros por caída en un rocódromo

La distancia entre la pared y una barandilla no cumplía la normativa por lo que la empresa gente fue responsable

Una empresa deportiva y su aseguradora pagarán 3.154 euros a una persona que cayó en un rocódromo que gestionaban. Así lo ha determinado el Juzgado de Primera Instancia nº 5 de Pamplona (Navarra).

El afectado, defendido por Iurisconsum,  estaba practicando escalada cuando cayó al foso.

En la caída su cabeza golpeó con una barandilla. Como consecuencia, tuvo lesiones por traumatismo craneoencefálico y estuvo de baja 108 días.

La distancia era de 1,2 metros cuando la normativa obligaba a 2 metros

La víctima reclamó una indemnización por la falta de seguridad de las instalaciones. Un perito señaló que las instalaciones de la zona de escalada tenían alguna anomalía.

La distancia entre la pared de escalada y la barandilla no era suficiente: la normativa exige que sea de dos metros pero en este caso no superaba los 1,2 metros.

La empresa gerente ni comunicó la anomalía ni requirió corregirla a la propietaria de las instalaciones

La empresa alegó que ella no era propietaria de las instalaciones por lo que no podía hacer modificaciones. Por el contrario, el juez considera que ello no le exime de responsabilidad.

Así la empresa no comunicó la anomalía a los propietarios “a lo largo de los años” ni requirió corregirlas.

“Falta de cuidado y de diligencia” en el servicio

La empresa demandada tampoco suprimió el servicio ni lo limitó a la zona que sí cumplía las normas de seguridad. Decidió, por el contrario, cobrar por un “servicio íntegro”, por lo que asumió el riesgo eventual de la anomalía.

Se produjo así una “falta de cuidado y de diligencia” en el servicio.

El juez se entiende que es una demanda amparada por la responsabilidad contractual, recogida en la ley de consumidores.

Señala la sentencia que se le puede imputar la responsabilidad a la empresa gerente, al menos “de forma relevante”.

Estimación parcial por negligencia de la víctima al no cerrar dos mosquetones

Un testigo de la caída aseguró que el demandante no cerró los dos últimos mosquetones. Por ello, el juez observó cierta negligencia de la víctima. En consecuencia, entendió que la responsabilidad era compartida por empresa gerente y víctima. Así pues, determinó una indemnización para el afectado de 3.154 euros.

Si ha sufrido una caída o lesiones por responsabilidad de un tercero, acuda a Iurisconsum

Iurisconsum es un despacho experto en derecho de consumo. Si ha tenido algún problema de consumo o ha sufrido alguna caída por responsabilidad de un tercero, no dude en contactar con nosotros. Tenemos oficinas en MadridBarcelonaSevilla, ValladolidPalma de Mallorca y Pamplona.