Banca

Cada vez resulta más difícil para el usuario conocer bien los productos ofertados por bancas y cajas de ahorros. La Ley 44/2006 (LA LEY 12793/2006) General de Consumidores y Usuarios y el actualmente vigente Texto Refundido aprobado por Real Decreto Legislativo 1/2007 (LA LEY 11922/2007), sancionan con la nulidad de pleno derecho las cláusulas abusivas en los contratos con los consumidores.

En este sentido dispone su art 82,1: “Se considerarán cláusulas abusivas todas aquellas estipulaciones no negociadas individualmente y todas aquéllas prácticas no consentidas expresamente que, en contra de las exigencias de la buena fe causen, en perjuicio del consumidor y usuario, un desequilibrio importante de los derechos y obligaciones de las partes que se deriven del contrato, precisando el art 83,1 que: “Las cláusulas abusivas serán nulas de pleno derecho y se tendrán por no puestas”. Lo anterior supone que en los casos de concurrencia de una cláusula abusiva se da una nulidad de pleno derecho.

Tanto si adquirió un producto financiero como si está pensando adquirir uno, no deje de asesorarse por expertos que le informarán de sus derechos como consumidor ante la banca y las cajas de ahorros.

Acciones Iurisconsum

Sentencias

Noticias