La ley distingue tres plazos de uno, tres o diez años según el tipo de problema detectado en la nueva vivienda

¿Qué puedo hacer si descubro defectos en la casa, vivienda o inmueble que he comprado?

Si no quiero tener que pagarlos de mi bolsillo, la Ley 38/1999 de Ordenación de la Edificación distingue tres plazos diferentes para reclamar según el tipo de defectos encontrados:

  • Un año para los defectos en la terminación o acabado de las obras, tales como hendiduras en zócalos, rayaduras en las paredes o parqués irregulares.
  • Tres años para los defectos que afecten a la habitabilidad, salubridad o estanqueidad del inmueble, tales como humedades en las paredes o ventanas que no cierran bien.
  • Diez años para los defectos que afecten a la cimentación del edificio, como grietas provenientes de la estructura.

Los tres plazos comienzan a contar desde la fecha de recepción de la obra.

En Iurisconsum, despacho experto en derecho de consumo, tenemos experiencia en representar a personas que han tenido problemas con su nueva vivienda.

Los problemas pueden suponer miles de euros para el comprador y nosotros podemos ayudarle a recuperar el dinero que ha gastado en arreglar los defectos y que sean la promotora o constructora las que tengan que pagarlos.

El plazo para reclamar es de dos años tras surgir el defecto

En todos los casos, el afectado tiene dos años desde que aparece el defecto para reclamar su reparación, al promotor o a otros intervinientes en la obra. Pero habrá que demostrar el defecto y que éste surgió dentro de los plazos citados anteriormente, en función de su naturaleza.

Además de esta vía, también queda la posibilidad de reclamar a la promotora por incumplimiento contractual. La última modificación del Código Civil, vigente en buena parte de España, da cinco años para hacerlo pero en regímenes como el navarro el plazo es mayor. En cualquier caso, habrá que acudir al derecho que corresponda en cada territorio.

Reclame aunque no le vayan a contestar

Es recomendable realizar la reclamación incluso cuando sepamos que ésta no va a ser atendida, ya que puede ser fundamental ante los tribunales. En estos casos, es prácticamente imprescindible encargar un informe pericial que certifique la existencia de los defectos reclamados.

Si usted ha descubierto problemas en su vivienda, contacte con nosotros: sabremos orientarle sobre cómo debe actuar. Estamos especializados en cuestiones inmobiliarias, de vivienda y construcción. Si ya intentó reclamar pero no obtuvo respuesta o ésta no le satisfizo, podremos representarle ante los jueces para solicitar que le paguen el coste de la reparación.

Suele ser necesario un informe pericial que certifique los defectos que se reclaman en la vivienda